Gato Exótico

exotico

El gato exótico o persa exótico es un gato conocido por tener los rasgos morfológicos de un persa, pero con el pelo corto.

El gato exótico surge en los años 60, del cruce de un gato persa con un american shothair.

La primera presentación del gato exótico en una exposición fue en el año 1966, donde obtuvo gran aceptación y ahí comenzó el crecimiento de la raza hasta su culmen, en 1978, donde el gato Garfield consagra al gato exótico acercándolo al mundo entero y popularizando esta raza.

 

El gato exótico es un gato de tamaño mediano, con un peso comprendido entre los 3.5 hasta los 6.5 kg. Es un gato con una estructura similar a la del gato persa: sus patas son de tamaño mediano y fuertes, su cola es ligeramente larga y de grosor mediano y su cabeza redondeada.

Sus ojos son grandes y redondos, pudiendo encontrar exóticos con miradas de todos los colores. Su hocico es muy pequeño y chato y sus orejas son muy pequeñas. El gato exótico mantiene una expresión constante de susto o sorpresa.

En cuanto a su pelaje, el gato exótico tiene un pelo corto, muy tupido y denso, pero a la vez extremadamente suave.

Podemos encontrar gatos exóticos de casi cualquier color y patrón, incluso pointed.

 

El gato exótico no necesita unos cuidados especiales, pero si es recomendable un cepillado semanal para ayudarle a eliminar el pelo muerto. Además, debemos prestar especial atención a sus ojos, ya que tiende a padecer lagrimeo o tener legañas.

El persa exótico tiene una esperanza de vida alrededor de 15 años.

Es un gato que ha heredado del persa la enferemedad renal poliquística, además de que es propenso a sufrir otras enferemdades como seborrea oleosa, tiña y enfermedades respiratorias.

exotico

exotico

El gato exótico es más vivaz que el gato persa común.

Es un gato igualmente tranquilo, dormilón y muy dulce, además de muy mimoso y cariñoso, sin embargo, tiene un punto más de energía y viveza que el gato persa.

Le encanta juguetear y gastar bromas a su dueño y reclama su ración de juegos diarios.

Es un animal que convive a la perfección con otros animales de la casa al igual que con niños.

El gato exótico no es un gato muy ruidoso y se adapta a la perfección a lugares mas reducidos.

No tiene tampoco un instinto cazador muy desarrollado.