Gato Abisinio

gato abisinio

El  gato abisinio es un felino que destaca por su aspecto elegante y fino, además de por su carácter inteligente y vivaz.

El origen de este gato no está del todo claro, pero se cree que el primer gato abisinio que llegó a Inglaterra procedía de Abisinia (Etiopía), de ahí su nombre.

También se cree que el gato abisinio es el felino al que adoraban los antiguos egipcios, ya que su aspecto esbelto y estilizado es muy similar al de los gatos momificados que acompañaban a los faraones.

 

El gato abisinio es un gato estilizado, esbelto y elegante. Su tamaño es mediano, y su peso, normalmente se sitúa entre los 4 y los 6 kg pudiendo llegar los machos incluso a los 7.5 kg.

Las patas del gato abisinio son estilizadas, finas pero fuertes y su cola larga y fina.

Su cabeza es ligeramente triangular. Las orejas del gato abisinio son grandes y ligeramente puntiagudas. Sus ojos son grandes, almendrados y muy brillantes, siendo las tonalidades más comunes el verde o el amarillo verdoso.

El pelaje del gato abisinio es muy corto y compacto. Es un pelo denso, brillante y muy suave.

En cuanto al color de su pelaje, el color más apreciado en la raza, y el más común, es el marrón rojizo, pero se admiten otros colores como azul o plateado.

En cuanto al cuidado del gato abisinio, no es un gato que necesite un especial cuidado, con un cepillado semanal llegará, además de las vacunas correspondientes y revisiones.

El gato abisinio, no es un gato especialmente longevo, pues su esperanza de vida se sitúa entre los 9 y los 13 años.

Por otra parte, el gato abisinio en general es un gato sano, que goza de una buena salud, sin embargo, hay que prestar atención a una enfermedad hereditaria a la que es propensa la raza: la deficiencia de piruvato quinasa, que produce anemia. También son ligeramente propensos a luxación de rotula y atrofia progresiva de la retina.

gato abisinio

gato abisinio

El gato abisinio es un gato muy inteligentevivaz y activo.

Le encanta jugar, observar y explorar.

Es un gato que, aunque se adapta bien a la vida en espacios pequeños, prefiere grandes espacios.

Pese a su carácter afable, el gato abisinio también es un gato desconfiado y tímido, especialmente con los extraños.

Es un gato noble y fiel a su dueño, del que reclama cariño a menudo, sin embargo, necesita su propio espacio